Utilizamos cookies próprios e de terceiros para analisar os nossos serviços. Se continuar a navegar, está a aceitar a utilização de cookies. Mais informações AQUI

Raro - Venecia, 1578 - Aquiles Tacio: Leucipa y Clitofonte - Novela Erótica Bizantina - Pergamino


16 fotos RARO - VENECIA, 1578 - AQUILES TACIO: LEUCIPA Y CLITOFONTE - NOVELA ERÓTICA BIZANTINA - PERGAMINO (Libros antiguos (hasta 1936), raros y curiosos - Literatura - Narrativa - Erótica)

Acompanhar
  • Itens: 1

    Estado: Normal (com sinais de uso normal)


    Achille Tatio Alessandrino, Dell'Amore di Leucippe, et di Clitophonte. Tradotto della lingua Greca nella italiana.

     

    Libro antiguo del Renacimiento impreso en Venecia en el año 1578. Traducción italiana de la famosa novela erótica bizantina Leucipa y Clitofonte del escritor Aquiles Tacio (Alejandría, Siglo II)

     

    Vinegia (Venecia), Gio. Angelo Russinelli, 1578, 14 x 9.5 cm., 8h. 117h. Pleno pergamino con el título manuscrito rotulado en el lomo. Grabado con marca del impresor en portada. Impreso en tipografía itálica. Un poco corto del márgen superior. Muy buen estado de conservación, papel de hilo fuerte y limpio. Libro antiguo en italiano. Renacimiento. Siglo XVI. Novela Bizantina. Novela Erótica. 

     

    Aquiles Tacio (en gr., Ἀχιλλεύς Τάτιος), natural de Alejandría, escritor de la época bizantina del siglo II. Es conocido por haber legado una novela erótica llamada Leucipa y Clitofonte o las Aventuras de Leucipa y Clitofonte, claramente compuesta bajo la influencia retórica de la Segunda sofística, hacia finales del siglo II.

    Se ha dicho que Aquiles Tacio es dentro de la novela lo que Eurípides dentro del género trágico: un autor que conoce y usa las convenciones del género, pero lo hace ya con una ironía y un realismo notables. Frente a la simplicididad de las novelas anteriores, Aquiles Tacio complica el esquema- dentro de la armazón folletinesca de la novela griega-, aburguesa a los protagonistas, y añade un buen montón de digresiones internas (descripciones de animales, estatuas, cuadros, relatos míticos, anécdotas, etc.) con un virtuosismo un tanto barroco. Esas ekphráseis e historietas intercaladas eran, seguramente, muy del gusto de la época, aunque choquen con nuestras convenciones novelescas.

    Aquiles Tacio resulta un tanto lascivo en contraste con el religioso tono y lo sublime de Heliodoro, como ya notaron los bizantinos, que apreciaban muchos estas dos novelas. Su texto fue conocido pronto; en el siglo XVI fue imitado, y se tradujo al castellano por vez primera en 1617, por Diego de Ágreda y Vargas.

     

     



Informar sobre este lote