Utilizamos cookies próprios e de terceiros para analisar os nossos serviços. Se continuar a navegar, está a aceitar a utilização de cookies. Mais informações AQUI

JOAN PONÇ BONET (Barcelona, 1927 - Saint-Paul-de-Vence, Francia, 1984) DIBUJO A LAPIZ.


9 fotos JOAN PONÇ BONET (BARCELONA, 1927 - SAINT-PAUL-DE-VENCE, FRANCIA, 1984) DIBUJO A LAPIZ. (Arte - Dibujos - Contemporáneos siglo XX)

Acompanhar
  • 25% de desconto! Antes 550,00 €
    até Sexta-feira, 14 de Agosto
  • Itens: 1

    Estado: Bom (muito poucos sinais de uso)


    DIBUJO ORIGINAL A LAPÌZ DEL PRESTIGIOSO DIBUJANTE CATALÁN JOAN PONÇ BONET (Barcelona, 1927 - Saint-Paul-de-Vence, Francia, 1984) 

    EL DIBUJO VA FIRMADO POR EL ARTISTA EN LA PARTE SUPERIOR

    SE PRESENTA BIEN ENMARCADO

    EL ESTADO DEL DIBUJO ES BUENO

    EN LA PARTE TRASERA, HAY ETIQUETAS CON EL REGISTRO DE LA OBRA DE LAS PRESTIGIOSAS GALERIAS FRANCESC MESTRE ART Y GALERIA DAMA 

    MEDIDAS DIBUJO: 25 CM. ALTURA X 21 CM. ANCHO

    MEDIDAS MARCO: 39 CM. ALTURA X 35 CM. ANCHO

    ::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

    BIOGRAFÍA DEL ARTISTA

    Ponç i Bonet, Joan. Barcelona, 28.XI.1927 – Saint Paul de Vence (Francia), 4.IV.1984. Pintor.

    Inició su formación artística en Barcelona, en el estudio del pintor Ramon Rogent (1943); contactó después con los poetas J. V. Foix y Joan Brossa (1946).

    Con este último y con Arnau Puig, entre otros, fundó la revista Algol, considerada el germen de la publicación y el grupo Dau al Set, fundados en Barcelona por Brossa, Tàpies, Cuixart, Tharrats, Arnau Puig y el propio Ponç (1948), y que constituyeron uno de los primeros brotes de vanguardia de la posguerra. La obra de Ponç, al igual que la del resto de los miembros de este grupo, participa de una figuración mágica y surrealista, en la que se pone de manifiesto la capacidad imaginativa del artista, cualidad que caracteriza también toda su producción posterior. Es seleccionado por Eugenio d’Ors para participar en el VII Salón de los Once (1949), inaugurado en la madrileña galería Biosca, en el contexto de las exposiciones organizadas por la Academia Breve de Crítica de Arte. Más tarde también participó en la I Bienal Hispanoamericana de Arte de Madrid (1951).

    En 1953 viajó a París, donde visitó a Joan Miró y conoció al crítico brasileño Mario Pedrosa. A finales de ese año, se trasladó a Brasil y en 1954 mostró sus obras en el Museo de Arte Moderno de São Paulo, que adquirió todos los trabajos expuestos. En Brasil permaneció durante una década; encontró en este país un ambiente muy propicio para el desarrollo de su universo onírico de seres imaginarios. Allí, de acuerdo con un moderno proyecto pedagógico, fundó la escuela de dibujo y pintura L’Espai, actividad que compatibilizó con las clases en la Escuela Alvares Penteado.

    Durante ocho años permaneció al margen del medio expositivo y trabajó sin mostrar su obra al público.

    En 1962 regresó a Barcelona; residió en varias localidades catalanas, si bien desde la década de 1970 permaneció durante los inviernos en diferentes villas francesas (Collioure, Céret y Saint Paul de Vence). Fue galardonado con el Gran Premio Internacional de Dibujo de la VIII Bienal de São Paulo (1965). En la década de 1970 sufrió una seria enfermedad ocular, problema que se acentuó posteriormente debido a otras graves complicaciones de salud (1982). Este proceso de deterioro físico repercutió notablemente sobre su obra.

    Las composiciones de Joan Ponç muestran un universo dramático, poblado de signos misteriosos y personajes monstruosos e insólitos, que deambulan en atmósferas nocturnas; un mundo de deformaciones y seres extraños que evidencian la repulsa de su autor por cuanto le rodea. Los dibujos y las pinturas realizados en Brasil figuran entre las obras más poéticas de su autor, mientras que las series geométricas ejecutadas tras el regreso a España poseen una mayor singularidad en el contexto de su trayectoria global.

    El lenguaje plástico de Ponç utiliza la estética surrealista para resaltar los aspectos más patéticos de la vida, sirviéndose como apoyatura de una técnica dibujística de gran precisión lineal y caligráfica. La labor de este artista también es destacable en el campo del grabado y, en especial, en la ilustración de publicaciones de poetas y escritores de su generación.



Informar sobre este lote