Aceita ofertas

Mapa de la isla de Santo Domingo o Española (América), 1763. Marco Coltellini /Terreri

25% de desconto! Próximo Terça-feira último dia


Número de itens: 1

Estado do lote: Normal (com sinais de uso normal)
0

Título original: “Carta esatta rappresntante l'Isola di S. Domingo o sia Hispaniola.”
Descripción: Impresionante y muy detallado mapa original, inusual, grabado en cobre de La Española, en las denominadas antiguamente, Indias Occidentales (en la actualidad mar Caribe,.., incluidos los actuales República Dominicana y Haití. Abarca también una parte de Cuba. El mapa señala asentamientos, ríos, relieves, bahías, bancos de arena e islas. Una bella y decorada cartela de título de estilo rococó adorna el mapa. Se encuentra enmarcada en un recuadro graduado. El auotor del grabado es G.M. Terreri, como podemos leer en su margen inferior-izquierdo.
Fuente: Título original: Il Gazzettiere americano contenente un distinto ragguaglio di tutte le parti del nuovo mondo della loro situazione, clima, terreno, prodotti, stato antico e moderno, merci, manifatture, e commercio. Con una esatta descrizione delle citta, piazze, porti baie, fiumi, laghi, montagne, passi, e fortificazioni. Il tutto destinato ad esporre lo stato presente delle cose in quella parte di globo, e le mire, e interessi delle diverse Potenze, che hanno degli stabilimenti in America. Tradotto dall'inglese e arricchito di aggiunte, note carte, e rami. Volume primo [-terzo]. Livorno, per Marco Coltellini all'insegna della verità, 1763.

Fecha: 1763 (sin fecha)
Dimensión: Tamaño del papel aprox.: cm 48,4 x 31,2

Condición: Impresión muy fuerte y oscura sobre buen papel. Papel con cadenas. Mapa sin colorear. Amplios márgenes. Mapa plegado. Las condiciones son las que puedes ver en las imágenes.

Editorial: Marco Coltellini nació en Livorno el 13 de octubre. 1719 (como consta en un certificado de nacimiento citado por F. Pera, Apéndice a las memorias y biografías de Livorno, Livorno 1877, p. 19) de Angiolo y Maria Maddalena Spigliantini. Su padre era "capitán de la plaza de Prato" (Mazzei, I, p. 65), y su familia tenía cierta tradición literaria. Iniciado inicialmente en la carrera eclesiástica, como su hermano Carlo, que tomaría las órdenes y se convertiría en capuchino, C. - que en los primeros folletos es designado con el título de abad - luego abandonó la vida religiosa para casarse. Tuvo cuatro hijas: Celeste, reconocida mezzosoprano, Annetta, también cantante, Costantina y Rosina, ambas dedicadas a la pintura.
Dotado de vastos intereses culturales, lector atento de la producción literaria de más allá de los Alpes (lo que pronto le valió la fama de inconformista), se dedicó a la poesía, componiendo principalmente cantatas y melodramas a partir de finales de los años cincuenta. Dotado de considerables medios económicos, en 1762 compró la imprenta más importante de Livorno, la de Giovan Paolo Fantechi en la "Insegna dellatruth", situada en Via Grande (posteriormente Corso Vittorio Emanuele II), dándole un nuevo impulso también como librería. y papelería, de venta de las obras de la Ilustración.
Eligiendo como asistente a Giuseppe Aubert, que se convirtió oficialmente en director de la imprenta en enero de 1764, C., a menudo ausente de Livorno, pronto le confió la dirección de la empresa. La actividad de la imprenta, que duró hasta 1770, produjo al menos ochenta obras (este es el número de las que con seguridad se pueden atribuir).
Una de las primeras ediciones publicadas, si no la primera, fue la traducción de The American Gazetteer, que contenía un distinguido relato de todas las partes del Nuevo Mundo (1763), que logró un excelente éxito de ventas. En ese año Aubert y C. lograron obtener de V. Algarotti, que se había retirado a Pisa, permiso para imprimir primero el Ensayo sobre la Academia francesa que se encuentra en Roma (1763), luego la edición. completo de las Obras (dos ediciones: en cinco volúmenes en 1763-64 y en ocho volúmenes en 1764-65, ésta completada tras la muerte del autor). La publicación del ensayo de Algarotti dio a conocer a los hermanos Verri la imprenta de C. y así comenzó una fructífera colaboración. En 1763 Pietro Verri encargó a Aubert la impresión de sus Meditaciones sobre la felicidad, que salieron con la fecha falsa de Londres, y al año siguiente la imprenta de Livorno publicó, sin indicación de lugar, Dei delitti e delle pena de C. Beccaria.
Además de su astuta acción cultural, la imprenta también supo distinguirse por sus cualidades técnicas: corrección, claridad y refinamiento estético. Una excelente reedición de las Vidas de Vasari (siete volúmenes ricamente ilustrados) le valió a C. de Pietro Leopoldo el privilegio del título de Imprenta Gran Ducal (1766). El desinterés mostrado por C. hacia los estudios de erudición histórica, y de anticuario en particular, tensó bastante las relaciones con el mundo cultural toscano: en 1765 se produjo una ruptura abierta con G. Lami, debido a los continuos ataques dirigidos por las novelas literarias. a libros impresos por la imprenta.
Las continuas ausencias de C. de Livorno acabaron por frenar la actividad tipográfica: entre 1768 y 1769 sólo se publicaron tres obras. Finalmente, el 13 de marzo de 1770, la imprenta, con la librería y la papelería contiguas, fue vendida en subasta por "2.650 piezas de ocho reales": el comprador, G. M. Fantechi, era probablemente una figura decorativa de Giovan Tommaso Masi, sobrino de Coltellini.
La edición de Livorno de la Encyclopédie, realizada entre 1770 y 1779, no fue publicada por C.: promovida por Aubert desde 1767, con la creación de una editorial específica, a la que el Gran Duque había concedido grandes locales con ayuda gratuita y financiera. , que de hecho fue publicado por Masi. Sin embargo, C. no estuvo totalmente ajeno a la empresa: el 18 de noviembre. En 1769 escribió a la Société typographique de Neuchatel, enviando el prospecto de la edición y proponiendo las ventajas económicas de un acuerdo de distribución. Más tarde prometió, aunque sin resultados concretos, conseguir un cierto número de asociados en Viena.
Paralelamente a esta actividad sagaz y muy ilustrada -para la cual C. también tuvo que contar con la protección del cónsul inglés John Dick, a quien en el 63 dedicó una de sus primeras y más conocidas obras, la Ifigenia en Tauris-, cultivó una vocación literaria que, tras los primeros ensayos con cantatas y acciones escénicas, viró hacia el campo de los libretistas en el que trabajó intensamente a partir de 1761, año de su primer melodrama, Almería (Livorno), dedicado a Metastasio y musicalizado. por F. De Maio. Pero la afirmación plena llegó con aquella Ifigenia que Traetta había interpretado en el 63 en Viena (según estudios más recientes, incluso en el 59) y que bautizó el feliz encuentro entre C. y el músico de Apulia destinado a renovarse igualmente positivamente, en Petersburgo una década después.
El éxito de la obra le valió una invitación a la corte austríaca, donde en el 64 C. ocupó el lugar de Metastasio como poeta cesariano; además, el camino ya le había sido preparado por su admirador y conciudadano R. di Calzabigi, así como por amigos como Gluck y G. Durazzo con quienes, en marzo, había ido a París. El período vienés fue bastante laborioso para C., quien en aproximadamente una década escribió una decena de libretos, incluidos algunos de los más famosos, como Telemaco para Gluck (1765), La Finta Simple para Mozart (1769) y Armida para Salieri (1771). Pero en 1972 una sátira imprudente en la que la emperatriz María Teresa creía reconocerse destruyó su brillante carrera en la corte de los Habsburgo. C., sin embargo, pronto se recuperó del duro golpe: en ese mismo año, de hecho, le ofrecieron reemplazar en San Petersburgo al veneciano Lodovico Lazzaroni que se había jubilado en 1768. El teatro de San Petersburgo era uno de los mejores de El ámbito internacional de la época y su prestigio exigían una cuidadosa selección de los elementos de la empresa italiana, columna vertebral de la organización. Por ello, en el 68 se llamó a Traetta y fue él, consciente de la perfecta comunión de intenciones lograda con C. en el 63, quien trabajó para renovar el binomio; De hecho, no es casualidad que el compositor, exigente en cuanto a libretistas se refiere, haya pasado los cuatro años transcurridos entre su llegada a la corte y la de C. en silencio antes de poner música, en 1972, a Antígona de Livorno.
La fama de C. había alcanzado ya su punto máximo no sólo en Rusia, donde el triunfo de su Ifigenia, remusicada allí por Galuppi en el 68 con motivo del cumpleaños de Catalina II, había representado una excelente tarjeta de visita, sino a nivel internacional y Lo prueba también la invitación contemporánea de Federico el Grande a la que C. se vio obligado a renunciar debido al compromiso ya asumido en mayo con la emperatriz. Sin embargo, pronto su espíritu mordaz también se hizo notar en la corte de San Petersburgo, atacando al escultor francés Etienne Falconet que estaba levantando el gigantesco monumento ecuestre de bronce a Pedro el Grande (1766-1779); Para hacer las paces, C. dedicó la Antígona a la zarina y recibió unos extraordinarios cientos de rublos además de sus ya elevados honorarios. Después de este primer libreto, los livorneses permanecieron extrañamente inactivos para los teatros rusos, trabajando en la escritura de óperas para países extranjeros como L'infedeltà delusa (Haydn, Esterhaz 1773), Il conte Baccellone (G. Rust, Venezia 1774), La Finta. Giardiniera (P. Anfossi, Roma 1774). En 1777 volvió a escribir para la corte que lo acogió, colaborando con Paisiello en Lucinda ed Armidoro, que sería su última obra.
C. de hecho murió en San Petersburgo en noviembre de 1777. Según Buenaventura fue envenenado por Catalina II contra quien lanzó una vez más sus ataques satíricos, pero esta suposición es desmentida drásticamente por Mooser.

C. inició su actividad como libretista a raíz de Metastasio aunque nunca alcanzó ni su originalidad ni su delicadeza; Esto no significa que su propio antecesor en la corte vienesa se hubiera declarado admirador de él, como se desprende sobre todo de la opinión elogiosa que expresó sobre la primera obra de C., El Almería: "Todo el estilo del libro está vivo, armonioso, lleno de imágenes y pensamientos - leemos en una de sus cartas del 25 de mayo de 1761 (Tutte le opere, IV, p. 205) - hay aires que te envidiaría y sólo a la inexperiencia atribuye "demasiado Eventos llenos de gente" Ya a partir de su segundo libreto importante, Ifigenia, la influencia de Calzabigi se vuelve preponderante y su impronta es decisiva en Antígona, donde C. logra alcanzar la sencillez clásica y la unidad del drama, objetivo de una nueva poética, sacrificando al mismo tiempo la catástrofe original. al gusto de la época. Con esta obra se inserta de lleno en el clima de reforma del melodrama, haciendo suyos los supuestos de una interpenetración expresiva más completa y eficaz entre música y texto; las mismas modificaciones, raras y poco sustanciales, del Sófocles la tragedia no son más que "golpes teatrales" - como los define el propio C. - "destellos dramático-musicales" destinados a una mejor posibilidad interpretativa, por parte del músico, de la rica psicología del drama. Además, también para C. el nuevo melodrama debía surgir de "entrelazar en la acción poesía, danza, música y decoración" como recuerda Arteaga (II, p. 175), quien también considera estos preceptos como "extravagancias" de un sistema válido por "claridad de estilo, variedad en las arias, belleza en los recitativos" pero no tanto por la frialdad e inverosimilitud de las "disoluciones". La confirmación de la dramática concepción de Kiltini también se puede encontrar en una carta del mismo poeta a Federico II de Prusia (traducida del francés en la edición florentina de Antigona de 1773 de Lodovico Coltellini), donde leemos entre otras cosas: "en un país donde la lengua no se entiende lo suficiente, debemos intentar hablar más a los ojos que a los oídos, e interesarse más por el espectáculo y por los golpes teatrales, que por las flores de la elocuencia". Y el público, como reconoció el propio libretista, no escatimó en elogios compartidos también por la mayoría de los críticos y por los propios músicos, a juzgar por sus nombres entre los más grandes de la época, así como los de los Vale la pena mencionar a sus intérpretes, incluidas las dos Gabriellis en las ediciones de San Petersburgo de Antígona y Cupido y Psiche, y por las diversas versiones musicales de muchos de sus libretos. Este fue el destino, por ejemplo, de Armida, que, musicalizada por primera vez en Viena en 1771 por Salieri, de la que fue la primera ópera seria, fue reeditada en 1782 por Righini y nuevamente en 1786, con el título de Armida y Rinaldo de Sarti para la inauguración del teatro Hermitage de Petersburgo. Incluso con Armida C. sigue la corriente clasicista de Calzabigi, pero ya en el 65 con Telémaco de Gluck había preferido un estilo a medio camino entre lo antiguo y lo nuevo, al igual que en Cupido y Psique, escrita en el 67 para Gassmann, pudo recordar
​la fábula clásica que combina "el espectáculo de los sentidos con el interés y la posible emoción con buen estilo" (Natali, II, p. 162).
Además del género serio predominante, C. no desdeña el cómico, en el que se inspira principalmente en Goldoni: a partir de un libreto homónimo del dramaturgo dibujó para Gassmann La condesa (representada en Mährisch-Neustadt a partir del 3 al 7 de septiembre de 1770 para la celebración del encuentro de Federico II de Prusia con el emperador José II) y La Finta Simple de Mozart, también una alegre nueva versión del libreto de Goldoni (música de S. Perillo, Venecia, Teatro S. Moisè, 1764) , en el que En 1968, C. realizó una hábil revisión del niño prodigio de Salzburgo de apenas doce años, sustituyendo algunas arias y modificando con éxito el tercer acto.

Marco Coltellini (24 de mayo de 1724, Montepulciano - noviembre de 1777, San Petersburgo) fue un tenor de ópera, libretista e impresor italiano.
Coltellini se embarcó en una carrera en la Iglesia, pero tuvo que abandonarla después de tener cuatro hijas. Instaló una imprenta en Livorno para publicar las obras de figuras de la Ilustración como Francesco Algarotti y Cesare Beccaria. Coltellini estaba muy interesado en la ópera y conoció a Metastasio (el principal libretista de series de ópera), así como a Christoph Willibald Gluck, Ranieri de' Calzabigi y Giacomo Durazzo, quienes estaban involucrados en la reforma de la ópera italiana.
En 1763, Coltellini sucedió a Metastasio como poeta imperial en la corte de Viena. Proporcionó libretos para Gluck, Hasse (Pyramus y Thisbe) y Salieri, además de revisar La Finta Simple de Carlo Goldoni para que pudiera ser ambientada por Mozart. Su colaboración con Traetta, Ifigenia in Aulide (1763), desarrolló las innovaciones operativas del Orfeo ed Euridice de Gluck.
En 1768 escribió el libreto de la ópera Dove è amore è gelosia de Giuseppe Scarlatti, estrenada en el recién reformado teatro del castillo de Český Krumlov con motivo de la celebración de la boda del hijo mayor del príncipe José Adán I de Schwarzenberg, en la que cantó la papel de Patrizio, uno de los personajes de la ópera.
Coltellini fue despedido del cargo en 1772 después de que una de sus sátiras enfureciera a la emperatriz María Teresa, y aceptó el trabajo de libretista oficial del Teatro Imperial de San Petersburgo, Rusia. Aquí proporcionó textos para Giovanni Paisiello y Traetta (Antígona). Volvió a caer en desgracia y se rumoreaba que su muerte repentina fue resultado de un envenenamiento.” (Wikipedia)

Sobre la obra: Título original italiano : GAZZETTIERE AMERICANO CONTENENTE UN DISTINTO RAGGUAGLIO DI TUTTE LE PARTI DEL NUOVO MONDO DELLA LORO SITUAZIONE, CLIMA, TERRENO, PRODOTTI, STATO ANTICO E MODERNO, MERCI, MANIFATTURE, E COMMERCIO.…

Título traducido: LA REVISTA AMERICANA QUE CONTIENE UNA CUENTA DISTINTA DE TODAS LAS PARTES DEL NUEVO MUNDO DE SU SITUACIÓN, CLIMA, SUELO, PRODUCTOS, ESTADO ANTIGUO Y MODERNO, PRODUCTOS BÁSICOS, MANUFACTURAS Y COMERCIO....

Título original inglés: American Gazetteer(Diccionario geográfico americano):

Livorno: Marco Coltellini, 1763. Tres volúmenes. xxiii,216,[1]; 256,[1]; 253,[2]págs. Setenta y ocho mapas y láminas grabadas (veinticuatro de ellas plegables).

La primera edición de la traducción al italiano de este diccionario topográfico magníficamente ilustrado del Nuevo Mundo, que proporciona información sobre la geografía, la historia natural, las manufacturas, el comercio, los asentamientos y las fortificaciones en América del Norte y del Sur. Esta edición es muy superior a la primera versión inglesa de la que se tradujo; esa obra tiene sólo ocho mapas y está en formato duodécimo. "Una comparación de las entradas [entre las ediciones inglesa e italiana] muestra que, aunque las palabras fueron traducidas literalmente, el impresor, Marco Coltellini, ha elevado el original inglés, estrecho y poco atractivo, a un hermoso libro, y el efecto visual de la edición italiana es sorprendentemente superior. Debido a que es una traducción de una obra inglesa, hay mucha más información sobre las colonias inglesas en América que la que se encuentra en la mayoría de los libros geográficos escritos por autores continentales hasta este momento" - Hough. De manera similar, Howes otorga a esta edición italiana una calificación más alta que su progenitora inglesa. Las hermosas láminas y mapas, extraídos de diversas fuentes, ilustran ricamente esta edición, con escenas de Quebec, las Cataratas del Niágara, la pesca del bacalao en Terranova, Nueva York, Boston, Santiago, Acapulco, Lima, La Habana, Florida, San Eustaquio, y Santo Domingo, y mapas de los Grandes Lagos, Terranova, la Bahía de Hudson, Nueva Inglaterra, Jamaica, Barbados y muchos otros lugares. También hay imágenes de aves, animales, pueblos, edificios, etc. americanos.
Es por ello, la primera y única traducción italiana del importante diccionario geográfico sobre el Nuevo Mundo publicada en Londres en 1762; esta edición no debe considerarse una mera traducción sino una ampliación importante, si se tiene en cuenta que la edición inglesa contaba sólo con 8 láminas: «Esta traducción del American Gazetteer [...] es prácticamente una obra nueva, habiendo sido enormemente ampliada, y con ochenta láminas y mapas grabados para esta edición" (Borba de Moraes, 347); de las 77 láminas, 50 representan mapas geográficos, vistas de pájaro y diversos edificios, mientras que 27 están dedicadas a la fauna americana. El frontispicio que representa a Colón encontrándose con los habitantes del Nuevo Mundo fue diseñado por Carlo Coltellini y grabado por F. Gregori, mientras que la viñeta de las portadas fue grabada por Terreni. Véase Palaos, 101007; Sabín, 26814.”

Dimensiones:

  • Dimensiones de la hoja: 312x486mm
  • Dimensiones del mapa: 260x325mm

Datos adicionales:

  • El mapa está en buen estado de conservación para su antigüedad.
  • Para más detalles, ver las fotografías adjuntas o consultar.
  • Es un original de época y no una reproducción posterior.
  • Se envía con certificado de autenticidad, si se solicita al hacer la compra.
avatar itacas1956
Desde 19/01/2008
Espanha (Pontevedra)
Vendedor registado como pessoa privada.